La última guayaba de la nevera...


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



Hay ciertas cosas que a veces siento que si estuviera del otro lado de la acera, mi percepción de las mismas sería otra. No lo se... Ojalá y no.

Ayer (domingo)... en mi exitoso trabajo como parte de un departamento de prensa de una institución, me tocó como periodista de "guardia" cubrir un evento que supuestamente se realiza cada año, una fiesta en la que indios muestran bailes tradicionales y negros con tambores tratan de animar a un público, un poco escaso, ávido de reguetton y merengue pegao.

Cuando uno trabaja en prensa de cualquier institución -sea pública o privada-, tu trabajo se centra en que cada evento, suceso, celebración o actividad, salga reseñada en medios de comunicación como si hubiera sido de vital importancia para el desarrollo de nuestro país... es decir, hacer que se vea más importante de lo que en realidad es... y por supuesto inyectar una buena dosis de relaciones públicas para que los canales -que se creen la última guayaba de la nevera- vayan y así sea diez minutos hagan, con sus cámaras de DVCPRO, tomas de nuestro evento... y POR SU PUESTO realicen la entrevista de rigor al papá de los helados (ya de él hablé y no pienso permitirle que se vuelva a robar el show en este relato). Si todo esto sucede, te puedes ir a las diez de la noche a tu casa a dormir tranquilo y satisfecho por el trabajo realizado.

Resulta, que esta hermosa fiesta de indios, negros y cantantes del folklore, no es tan hermosa como la quieren hacer ver... conviven dentro de ella muchos intereses del mal que, no es que no los entienda, sino que no me da la gana de entender.

El hecho es que la fiesta es organizada por una fundación adjunta a la institución a la cual trabajo... y es allí el gran tema del cual quiero hablarles hoy...

Cuando llegamos a la fiesta, había un despliegue técnico sin medida ni control... una cantidad de cámaras de CINE filmaban el evento conectadas a un master (director) quien ponchaba desde su "oficina" en uno de los extremos de la tarima todo este carnaval de cámaras y hasta una grúa que hacía tomas con el más puro estilo de nuestro queridisimo Súper Sábado Sensacional.

Nosotros subimos y los queridos medios de comunicación también, entre canales de tv, periódicos y hasta emisoras de radio... pués qué pasó? Adivinen...

El director de CINE nos manda a quitar... estorbábamos su muy bien cobrado trabajo audiovisual, un documental que quizá nadie verá, quién lo paga?, quién disfrutará todo el despliegue técnico?... todo esto aderezado con malos comentarios y malas caras de esbirros del mal que tratan de quedar bien ante los organizadores de todo ese parapeto.

Hablo de estos esbirros, porque los pobres, y digo pobres con miedo porque ellos eran compañeros de escuela, de facultad, de salones, de tardes de cigarros y café en los cafetines de mi universidad; la misma que me dio el título... y a ellos también.

Y ellos mismos me estaban quitando del medio... estabamos atravesados... Que coño pasa???? perdieron la perspectiva del trabajo????, ya no saben resolver...

Entonces, en momento en el que después de una acaloradísima discusión sobre dónde podían estar las cámaras de los medios -que tanto nos cuesta reunir- se quedaron donde nos dio la gana. "No me interesa tu peo, no me interesa que la gente del VIP no vea por un rato bien a los indiecitos bailando, me sabe a mierda tu jaladera... me sabes a mierda tu y tu logística, éste es mi trabajo..."

Lo que me da miedo es qué pasaría si yo no trabajara donde trabajo, sino donde ellos trabajan.

Sería igual?, nosé. Ojalá y no.

A veces pienso que es mejor mantenerse al margen y no caerse a pasiones con nada, con absolutamente nada porque no sabes cuáles posiciones vas a ocupar después, y te obliguen a hacer cosas como esta. La justicia esta en distintas medidas en los seres humanos, pero el sentido común es único...

Derrepente es mejor -como dice una canción que no me canso de escuchar de Fito Paez- estar al lado del camino, fumando el humo mientras todo pasa... entonces navegar se hace preciso en barcos que se estrellan en la nada... en tiempos donde nadie escucha a nadie, en tiempos donde todos contra todos, en tiempos egoistas y mezquinos, en tiempos donde siempre estamos solos...

Habrá que declararse incompetente en todas las materias del mercado, habrá que declararse un inocente o habrá que ser abyecto y desalmado...

No es bueno nunca hacerse de enemigos que no estén a la altura del conflicto, que piensan que hacen una guerra y se hacen pis encima como chicos, que rondan por siniestros ministerios haciendo la maniobra del artista, que todo lo que brilla en este mundo tan solo les da caspa y les da envidia...


4 Responses to “La última guayaba de la nevera...”

  1. Blogger Guayoyo 

    Esa canción de Fito, dice muchas cosas ciertas.. y se trata de eso, evaluar si realmente vale la pena una cosa u otra.

    Por cierto vas al concierto?...

  2. Anonymous Pasqui© 

    Pobre Tosty Arepa!!! Ella toda apenada por las dos vertientes de una misma profesión, y tu, doctora Guayoyo, sólo le preguntas por la canción de Fito???? QUÉ POCA SENSIBILIDAD CARAJOOOOOOOOOOO!!! :P

    Ya sabéis que esto es coña (broma, vaina, como queráis llamarlo), pero como yo he estado en los dos lados que Tosty Arepa describe, la entiendo perfectamente... y cuando hay que ser "hijo'e'pucha" se es, y cuando hay que ser "hijo'e'pucha"también se es... y cuando hay que sufrir a estos "sabelotodo", pues bueno... a sufrirles toca...

    SALUT!!!

  3. Blogger Guayoyo 

    Ey! ey! ey!
    podríamos llamarlo echadera de vaina

  4. Anonymous Pasqui© 

    Aceptaremos pulpo como animal de compañía. (Jijijijijii!!!!)

    SALUT!!!

Leave a Reply

      Convert to boldConvert to italicConvert to link

 


About me

Decíamos Que...

Los Viejos

Blogs


ATOM 0.3
www.flickr.com

Estoy en BlogoPixels

Directorio de Blogs de Venezuela